El mayor de los Mossos se quita de encima la responsabilidad de perseguir el referéndum

“Se envía su contenido íntegro para su difusión a todas las unidades policiales del cuerpo de Mossos d’Esquadra, con objetivo de que, tal y como indica la mencionada disposición, todos los funcionarios pertenecientes a estas unidades sean conocedores”: así explica Josep Lluís Trapero, el mayor de la policía catalana, la instrucción enviada a todo el cuerpo.

De esta forma, Trapero cumplía las órdenes dadas por la fiscalía a los tres cuerpos policiales en el marco de las actuaciones del ministerio público para frenar las actuaciones de la Generalitat y de los independentistas para poder celebrar el 1 de octubre el referéndum independentista.

La “papeleta” de impedir el referéndum

Pero fuentes internas de los Mossos consultadas por El Confidencial Digital destacan algunas diferencias respecto a otras decisiones tomadas por Trapero, y que han pasado desapercibidas. Principalmente, que a diferencia de otras ocasiones en que también tuvo hubo actuaciones policiales contra actuaciones independentistas, el mayor de la policía autonómica no ha tomado el mando directo.

“Le pasa la papeleta a la Comisaría General de Información”, aseguran fuentes de los Mossos. Y es que la instrucción enviada por Josep Lluís Trapero encomienda “la instrucción de las diligencias policiales que procedan para dar cumplimiento a la Instrucción 2/2017 a la Comisaría General de Información (ya sea mediante sus Servicios Centrales o a través de sus Unidades Territoriales), que será quien transmitirá los atestados o informes policiales a la Fiscalía Superior de Cataluña o a las fiscalías territoriales competentes”.

Dentro del cuerpo entienden que con esta instrucción tan ambigua Trapero se quita de encima la responsabilidad de las actuaciones para evitar la celebración del referéndum. Serán el comisario de Información y los mandos de esta unidad la responsable de transmitir (o no) los informes a la fiscalía para cumplir con su mandato.

Llama la atención porque hace dos años Trapero actuó de forma distinta. En noviembre de 2015, la Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió a los Mossos d’Esquadra que remitieran información sobre posibles delitos de sedición que podrían empezar a cometerse en Cataluña por parte de cargos públicos independentistas y por grupos radicales como la CUP (que quemó banderas y retratos del rey) tras la declaración de inicio del proceso de “desconexión” que aprobó el Parlament.

Entonces, Trapero reaccionó de forma similar a esta vez y envió una comunicación interna a todas las unidades de los Mossos. La gran diferencia es que entonces ordenó que todas las actuaciones pasaran por la jefatura y en última instancia por él mismo, para así asumir él la responsabilidad de las decisiones que se preveían polémicas.

Por tanto, los informes y actuaciones no las comunicaban las distintas unidades a la fiscalía por su cuenta, sino que se elevaban a la dirección y Trapero las gestionaba para transmitirlas al ministerio público. Algo que contrasta con la decisión tomada ante el 1-O, en la que Trapero deriva esta responsabilidad a la Comisaría General de Información de los Mossos.

No hay una orden operativa

Las fuentes consultadas señalan ese “truco” utilizado por Trapero para apartarse de la posible polémica que pueda darse con las actuaciones de los Mossos en cumplimiento de la instrucción de la fiscalía de frenar el referéndum ilegal.

Pero también apuntan a otro detalle muy relevante. “Traslada a todas las unidades la instrucción de la fiscalía… pero ni designa a una unidad para ello, ni da ninguna orden operativa específica para buscar las urnas o las papeletas”, explican a ECD fuentes internas.

Es decir, advierten que la comunicación interna no pasa de trasladar a todas las unidades las instrucciones de la fiscalía, sin establecer de qué forma concreta tendrán que actuar los mossos para ello.

Eso está generando incertidumbre en numerosas comisarías, donde parte de la plantilla se muestra inquieta ante la falta de respuestas a la pregunta de qué tienen que hacer una vez que les ha llegado esta orden. Por eso esperan que próximamente los mandos aclaren la situación de la policía autonómica en este pulso de la Generalitat contra el Estado a cuenta del referéndum independentista del 1 de octubre.

Article source: http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/Mossos-encima-responsabilidad-perseguir-referendum_0_3002699708.html